La deflación – Fenómeno con implicaciones significativas sobre la economía

La deflación – Fenómeno con implicaciones significativas sobre la economía

En el lenguaje especializado el dinero es considerado un bien cuyo valor puede incrementar o disminuir dependiendo de las circunstancias. Esta característica se puede observar en práctica bajo dos fenómenos económicos importantes, con grandes repercusiones sobre la vida económica y las ganancias de la gente, la inflación y deflación.  Mientras que el primer término, el de la inflación que significa la disminución del valor del dinero, es muy común en los artículos y programas con temas económicas, el segundo, el de la deflación, es muy poco tratado. A pesar de que a la primera vista la deflación pareciera benéfica, sus repercusiones en la vida económica pueden ser extremadamente peligrosas, pudiendo causar el inicio de una crisis en caso de que no se interviene a tiempo.

En este articulo averiguarás que es la deflación, cuales son los principales características, causas y repercusiones de este fenómeno y descubrirás los principales tipos existentes. Además, aprenderás cual es la diferencia entre deflación e inflación.

Índice:

1. ¿Qué es la deflación?

La vida económica está gobernada por reglas claras, en la mayoría de las épocas, estas pudiendo ser aplicadas de tal forma que exista un incremento económico que contribuya al bienestar general de la gente. Desafortunadamente, en ciertas circunstancias aparece una situación en la que los movimientos de la base monetaria no son correctos por diversas razones, lo que lleva a la aparición de fenómenos con efecto destructivo. Nadie se encuentra protegido por las repercusiones de estos fenómenos, tanto los dueños de pequeños o grandes negocios, como los empleados o pensionistas resultan afectados debido a la desvalorización de la moneda, y al mismo también, debido a la posibilidad de adquisición de un numero más reducido de bienes o servicios o por el descenso de los precios que determinan una desaceleración económica.

1.1. Definición de la deflación

La deflación es lo opuesto a la inflación. Este fenómeno aparece cuando por un periodo de al menos un año se registra un descenso de los precios en todos los sectores de la economía. Para registrar la presencia de la deflación, los bancos nacionales utilizan el valor de un indicador llamado el índice de los precios de consumo (IPC), que es la media del valor de algunos productos o servicios representativos a nivel de un tal país. En caso de que este indicador baja por un periodo de al menos 6 meses se puede sacar la conclusión de la aparición de la deflación.

Este termino fue utilizado por primera vez en Inglaterra, en obras especializadas, registrándose el fenómeno durante la Gran Depresión a mediados del período de entreguerras.  A lo largo del siglo XX aparecieron muchas circunstancias como estas que resultaron destructivas, aunque en los primeros momentos parecían ser un elemento beneficio, especialmente para personas con ingresos reducidos.

1.2. Causas y repercusiones de la deflación

La deflación es un fenómeno económico complejo. Sus causas son muy difíciles de identificar. En la práctica, este fenómeno es observable cuando la oferta de bienes y servicios es mas alta que la demanda. Los diversos negocios intentan resolver el problema de las ventas reduciendo los precios, de esta forma están defendiendo este desequilibrio. En caso de que este desequilibrio continua por más de dos trimestres, es muy probables que la vida económica sufra, y que crezca el peligro de la aparición de una crisis económica.

En la mayoría de los casos que los economistas han descubierto la aparición de la deflación han registrado dos elementos concomitantes.

En primer lugar, se ha producido una disminución de la demanda por diversos motivos, y en segundo lugar, se produce un aumento de la oferta al bajar los precios, acción que realizan las empresas para deshacerse de las grandes existencias. Los dos elementos se complementan en un círculo vicioso ya través de una espiral de caída de precios y la quiebra de varios negocios.

El carácter negativo de la deflación está demostrado por las principales consecuencias que puede tener si este fenómeno se aborda de manera incorrecta y no se toman medidas para eliminar las causas.

  • El descenso de los precios conduce a menores ingresos en diferentes negocios, lo que los hace tener menos dinero disponible para futuras inversiones;
  • La reducción de salarios de los trabajadores es una medida tomada por los empresarios para tratar de solucionar la situación de bajos ingresos por bajos precios;
  • El desempleo incrementa cuando las empresas despiden personal para limitar las pérdidas o cuando quiebran y paran todas sus actividades;
  • Los clientes, aunque inicialmente disfrutan de precios bajos, terminan con ingresos reducidos debido a los recortes salariales y al desempleo, lo que les impide comprar más bienes y servicios;
  • El desequilibrio entre oferta y demanda conduce a la recesión económica, fenómeno que afecta a toda la sociedad.

El análisis de las consecuencias de la deflación muestra, sin duda, que en casi todas las instancias en las que se registra la situación, la mayor parte de la población la sufre. Por ello, las autoridades estatales deben tomar medidas para evitar que se instale la deflación. Las medidas deben ser rápidas, debido a que basta con que la deflación continúe durante dos trimestres (6 meses) para que los efectos sean difíciles de eliminar. Entre las políticas económicas que se pueden aplicar están:

  • el aumento de los gastos públicos conducirá al aumento de los precios, porque se introduce una cantidad importante de dinero en el mercado, la mayoría de las veces procedente de préstamos externos;
  • la reducción de los impuestos, especialmente sobre el trabajo, tiene el efecto de incentivar el consumo, lo que conduce a un aumento de la demanda e implícitamente, al desarrollo empresarial, la contratación de personal adicional y la evolución general de la economía;
  • la política monetaria expansiva implementada por los bancos centrales nacionales se manifiesta en el aumento de la cantidad de dinero en circulación, lo que tiene un efecto beneficioso sobre el consumo, la demanda de bienes y servicios crece rápidamente, los precios nuevamente comienzan a evolucionar positivamente, junto con las ganancias de las empresas.

1.3. Características de la deflación

La deflación se manifiesta, en primer lugar, por un déficit de liquidez, lo que conduce, por supuesto, a una reducción de la demanda de bienes y servicios. Las razones son varias, desde el aumento excesivo de la producción, por encima del nivel de demanda, la disminución de la demanda de un determinado producto por diversas razones, la disminución de la cantidad de dinero disponible en el mercado y hasta a la concentración del mercado y competencia demasiado feroz.

En la práctica, la deflación se manifiesta tanto por ciertas características beneficiosas, realmente limitadas en el tiempo, como, por ejemplo, la disminución de los precios de los productos y servicios por períodos de tiempo entre 3,6 meses o incluso un año, como por algunas con un efecto negativo, como salarios más bajos, reestructuración de empresas que conduce a despidos y desempleo, quiebra de empresas que no logran adaptarse a las nuevas realidades económicas, reducción de la inversión debido a la disminución de las ganancias, aumento de las cuotas de interés de los créditos al mismo tiempo que el aumento de la cantidad de préstamos no rentables.

2. Los principales tipos de deflación

Los principales tipos de deflación

En la práctica económica se han observado 4 tipos de deflación a lo largo del tiempo, caracterizados por elementos especiales, pero que tienen consecuencias comunes, concretamente, la disminución de los precios de los bienes y servicios.

2.1. Deflación histórica

La deflación histórica es un fenómeno económico que aparece en los países ricos, con un crecimiento continuo de la economía, donde la moneda conserva su valor por mucho tiempo. La evolución de este tipo de deflación es muy lenta, siendo los cambios menores, pero acumulándose en años o décadas hasta alcanzar valores significativos. La razón principal de la deflación histórica está dada por el aumento de la producción total del respectivo país en relación con el número de habitantes. Cuando la población es estable, pero la economía tiene un crecimiento sustancial a largo plazo, hay un avance de la oferta que no puede ser absorbido por completo, porque la demanda es la misma. Las empresas están tratando de resolver la situación bajando los precios, lo que conduce a un vórtice deflacionario.

2.2. Deflación correctiva

La deflación correctiva ocurre posteriormente a momentos de fuerte inflación, cuando las medidas tomadas por los gobiernos y los bancos nacionales de algunos estados son demasiado drásticas y cuando se aplica una expansión monetaria, que se manifiesta en la práctica devolviendo los precios al valor que tenían antes del momento inflacionario. Este tipo de deflación tiene efectos menos destructivos sobre la economía, porque implica corregir una situación problemática tomando las medidas adecuadas.

2.3. Deflación recesiva

La deflación recesiva ocurre en la práctica cuando el banco central de un estado aumenta las tasas de interés a un ritmo acelerado, con el objetivo de retirar del mercado un porcentaje significativo del dinero que circula en algún momento. Como resultado de estas medidas, los precios se reducen en toda la economía a toda la gama de servicios y productos.

2.4. Deflación inflacionaria

La inflación inflacionaria es más un elemento teórico, porque en la práctica tal situación no se alcanza debido a las intervenciones de los bancos centrales, que intervienen en el mercado para eliminar los efectos negativos de las burbujas monetarias masivas. Mediante estas intervenciones, los precios vuelven a los de un determinado momento anterior al estado de inflación.

3. Diferencias entre deflación e inflación

Diferencias entre deflación e inflación

Tanto la deflación como la inflación son elementos que caracterizan la masa monetaria de un determinado país o una región que se manifiesta en la práctica cambiando el valor del dinero frente al equilibrio deseado. Ambas situaciones son indeseables, aunque también tienen algunos aspectos positivos. La diferencia entre ellas es dada por el punto hacía el cual se dirige el valor del dinero.

En el caso de la inflación, aumentan los precios de los bienes y servicios, lo que se registra en la práctica al disminuir el poder adquisitivo. Más exacto, con la misma cantidad de dinero se pueden comprar menos bienes y servicios que en el período anterior al momento inflacionario. La deflación es lo opuesto a la inflación, por el descenso de los precios de los bienes y servicios.

En teoría, si los ingresos se mantienen constantes, esta situación podría beneficiar a los clientes, pero en realidad la situación es completamente diferente, porque la economía se compone de una cadena en la que, si una sortija no funciona, toda la sociedad sufre. La disminución de los ingresos de las empresas conducirá inevitablemente a despidos y quiebras que acabarán desencadenando una crisis económica que afectará directamente a los clientes que hace unos meses estaban encantados con la posibilidad de adquirir varios productos que se habían abaratado.

Una diferencia significativa entre inflación y deflación es que la inflación que se mantiene bajo control y en porcentajes bajos puede conducir a un crecimiento económico sostenido para la sociedad en su conjunto, mientras que la deflación solo tiene elementos negativos para todos.

4. La deflación en España

España es parte integrante de la economía mundial, representando una importante potencia económica a lo largo del tiempo. Desde este punto de vista, la economía española ha sentido los efectos de las crisis mundiales, especialmente la de los ’30 y la crisis financiera de 2008, que tiene consecuencias muy importantes sobre el poder adquisitivo.

Un momento significativo se alcanzó en 2009, cuando España fue el primer país de la Unión Europea en registrar una inflación anualizada negativa, que se situó en el -0,1%. En la práctica se observó una disminución de los precios, manteniéndose la tendencia en el siguiente período.

Aunque en el resto de países el fenómeno tuvo efectos negativos, existiendo una correlación entre deflación y aumento del paro, en España este elemento se ha transformado en positivo, siendo un auténtico motor de la economía. La razón la da la opción de las autoridades españolas de devaluar (bajar salarios, reducir costes de producción).

Esta intervención llevó inesperadamente a la creación de muchos puestos de trabajo, siendo la producción mayoritariamente destinada a la exportación, registrando un verdadero auge. Es cierto que ha habido algunos efectos negativos, como un aumento en el valor de las garantías de los préstamos y un alto nivel de endeudamiento de los hogares. El desarrollo del mercado externo se hizo en detrimento del interno, lo que condujo a una reducción de los salarios nominales e implícitamente, al consumo interno.

El evento deflacionario apoyó el auge de las exportaciones y el potencial de crecimiento económico a largo plazo. Esto ha llevado a un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores a lo largo del tiempo al pagar mayores salarios, aunque esta evolución es lenta y con bajos porcentajes anuales.

Hasta ahora, España ha sido el único país que ha conseguido convertir un evento potencialmente negativo, la deflación, en una oportunidad de desarrollo sostenible a través de la devaluación interna. Probablemente repetir esta actitud en otros países no tenga tanto éxito, porque las circunstancias han cambiado, y esta receta no garantiza el éxito a menos que se den ciertas condiciones.

En conclusión, la deflación, aunque parezca un fenómeno económico benéfico, porque se manifiesta en la caída de precios, bienes y servicios, es una cuestión negativa, que con el tiempo ciertamente afectará el bienestar de todos a través de la creación de las premisas de la aparición de una crisis económica significativa.


Fuentes de fotos:

shutterstock.com

ro.pinterest.com

Mokani.es
Mokani.es
 
 
 
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es