La inflación: qué es y cómo afecta a la economía

La inflación: qué es y cómo afecta a la economía

La economía mundial ya no es solamente una preocupación de los especialistas, el conocimiento sobre ella es ahora accesible a la gente común interesada en sus propias finanzas y en forjar un futuro mejor. Numerosos términos han pasado de la literatura al lenguaje cotidiano, entre ellos la inflación, que tiene una fuerte resonancia, especialmente negativa, porque hay circunstancias en las que este fenómeno económico puede tener efectos negativos en la vida de las personas. Los especialistas recomiendan que la educación financiera se haga desde una edad temprana y que ciertas ideas sean conocidas por todos, el fenómeno anterior entra en esta categoría. 

En el siguiente artículo descubrirá qué es la inflación y cómo ha afectado a la vida de las personas a lo largo del tiempo. También conocerá las principales características de la inflación, sus causas y los tipos que se encuentran en la vida económica, así como los efectos que tiene en la economía y en la vida cotidiana. 

Cupones

1. Qué es la inflación

Qué es la inflación

Los desequilibrios en las economías nacionales y mundiales son acontecimientos inoportunos que acaban afectando a la vida de muchas personas de diversas maneras, como el desempleo, la creciente escasez de dinero y el rápido aumento de los precios. Este último problema, sobre todo cuando es generalizado y se extiende a un gran número de productos y servicios, afecta a la mayoría de una gran categoría de habitantes de un país. Este desequilibrio económico se llama inflación.

1.1. Definiciones de inflación

El término inflación apareció por primera vez en EE.UU. a mediados del siglo XIX, significando, en primer lugar, una disminución del valor del papel moneda, en contraposición al dinero metálico. Con el tiempo, la definición ha sufrido varios cambios, y hoy en día se utiliza para caracterizar un periodo de tiempo en el que los precios de los bienes y servicios aumentan a un ritmo acelerado, lo que provoca una disminución del poder adquisitivo. En la práctica, la gente experimenta la inflación como una disminución del valor del dinero que tiene, es decir, que se pueden comprar menos productos con la misma cantidad de dinero después de un cierto periodo de tiempo. 

La definición tiene una connotación negativa, que puede ser cierta en algunos casos cuando su valor es elevado y se prolonga durante un largo periodo de tiempo. Sin embargo, en determinadas circunstancias, una inflación moderada puede tener un impacto positivo en la economía, permitiéndole crecer y, por tanto, elevar el nivel de vida cuando los ingresos de los ciudadanos aumentan por encima de la pérdida sufrida por los altos precios de los productos. 

1.2. Historia de la inflación

La vida económica comenzó en la antigüedad, cuando los griegos introdujeron las monedas de metales preciosos, como el oro y la plata, un instrumento financiero que durante siglos mantuvo el mismo valor (la inflación no existía entonces). A lo largo de los años, ha habido momentos en los que el valor del dinero ha bajado considerablemente:

En el siglo I d.C., el emperador romano Nerón intentó obtener mayores sumas de dinero fundiendo las monedas de plata y rehaciéndolas con una aleación que contenía una menor cantidad de metal precioso. En teoría, el mayor número de monedas resultante añadía riqueza, pero en la práctica, la gente se dio cuenta de la situación y subió los precios para obtener la misma cantidad de plata por sus bienes y servicios;

La introducción del papel moneda en la China medieval supuso un fuerte momento inflacionario, ya que la población no confiaba en esta solución financiera y se negaba a utilizarla;

El primer gran momento inflacionista con repercusión en toda Europa se produjo en la era moderna. El problema surgió en España cuando los barcos trajeron impresionantes cantidades de oro y plata del recién descubierto Nuevo Mundo, lo que provocó una caída del precio de estos metales preciosos debido a la abundancia de la oferta;

En el siglo XX surgió una nueva forma de inflación, la hiperinflación, que se caracteriza por una impresionante subida de precios en un periodo de tiempo muy corto. El fenómeno apareció en la Alemania de la posguerra, donde el gobierno trató de resolver los problemas de la posguerra imprimiendo cantidades impresionantes de papel moneda sin cobertura en la economía real. 

2. Características de la inflación

Características de la inflación

Debido a los fuertes efectos en la economía, los científicos se han preocupado intensamente y han estudiado la situación para tratar de entender sus características y que los gobiernos puedan tomar las medidas adecuadas. Estas intervenciones tienen por objeto limitar los efectos negativos, especialmente en lo que respecta a la disminución del poder adquisitivo de los ciudadanos. En este sentido, es importante conocer las causas de la inflación, qué tipos han surgido en la vida económica y qué métodos se utilizan para cuantificarla. 

2.1. Causas de la inflación

Las causas de la inflación son bastante difíciles de precisar, dado que la vida económica actual es extremadamente compleja y está interconectada a nivel mundial. Otra complicación es que la inflación no suele producirse por una sola causa, sino por una acumulación difícil de observar y ponderar. Sin embargo, los expertos han destacado cinco razones generales de la inflación:

La inflación debida a la emisión excesiva de una moneda suele producirse durante las crisis políticas y económicas nacionales, cuando los gobiernos intentan resolver ciertas situaciones negativas de forma artificial. En este caso, la masa monetaria deja de tener relación con el valor de la economía, lo que provoca una disminución del poder adquisitivo de las monedas;

Inflación generada por un aumento de la demanda de determinados servicios o productos, lo que conlleva automáticamente un aumento de su precio. Este tipo de inflación se produce en los países en los que la economía crece con fuerza y la población gana más, lo que provoca un aumento del deseo de comprar;

Inflación derivada del aumento de los costes de producción, como cuando el precio del combustible y de la energía o de las materias primas sube a niveles muy altos por diversas razones (políticas, estratégicas, económicas);

Inflación originada artificialmente, mediante la aparición de fenómenos de monopolio en ámbitos esenciales como la energía y la producción de alimentos;

Inflación ocasionada por un desequilibrio económico en un país extranjero, del que se importan productos esenciales como materias primas, alimentos o combustible.

2.2. Tipos de inflación

Según el porcentaje de aumento de los precios, los especialistas han destacado varios tipos de inflación, con diferentes efectos en la economía. Mientras que una inflación baja puede ser beneficiosa, una inflación alta puede tener efectos muy graves en la población, llegando a provocar grandes crisis económicas. Estos son los principales tipos de inflación:

La inflación tranquila (rastrera) se produce cuando los precios suben a un ritmo lento, con tasas de inflación de hasta el 3% anual (generalmente tiene efectos positivos en la economía, ya que fomenta la inversión y el desarrollo general del país);

La inflación es una inflación ambulante que se produce cuando los precios suben a un ritmo anual de entre el 3 y el 10%. Tiene efectos negativos en la economía, porque la demanda es mayor que la oferta, lo que provoca un aumento de los precios y una disminución del poder adquisitivo;

La inflación galopante se produce cuando los precios suben más del 10%. El fenómeno tiene un efecto altamente destructivo en la vida de las personas, lo que provocará una evidente reducción del nivel de vida. Entrar en una zona de este tipo tiene un efecto en cascada, y la recuperación es muy complicada;

La hiperinflación se produce cuando los precios aumentan a un ritmo superior al 50% mensual, con una evolución explosiva en poco tiempo. 

Además de los cuatro tipos de inflación, existen situaciones especiales relacionadas con el valor de la oferta monetaria. Un ejemplo es la deflación, que es un periodo en el que los precios caen. Aunque esto parece positivo, la deflación casi siempre va seguida de una recesión en la economía.

2.3. Métodos de cálculo de la inflación

La inflación puede cuantificarse de varias maneras. Es importante que los gobiernos sepan exactamente cuál es la situación para poder tomar las medidas necesarias a tiempo. Una primera forma es medir la inflación en términos del exceso de oferta monetaria sobre la oferta real. Esta medición en términos absolutos no siempre muestra la realidad, siendo la más precisa la relativa, en la que el cálculo se realiza comparando el excedente monetario con la oferta real de bienes y servicios. Estos son los indicadores a seguir: 

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se elabora recogiendo un número impresionante de precios de bienes y servicios y comparándolos con los del año anterior;

El Índice de Precios de Producción (IPP) mide el mismo valor, pero desde el punto de vista del vendedor, registrando los gastos en los que incurre un productor para llevar un determinado producto o servicio al mercado;

Índice de poder adquisitivo del dinero que surge al comparar el coste de una determinada cesta de consumo en diferentes periodos de tiempo.

2.4. Prevención y control de la inflación

Está claro que la inflación por encima de un determinado nivel tiene un efecto negativo en el conjunto de la sociedad, y por ello los gobiernos nacionales responsables tendrán que tomar medidas para evitar que la situación se descontrole. Estas medidas incluyen una política monetaria rigurosa para evitar la aparición de un excedente monetario, una política presupuestaria equilibrada para reducir el déficit presupuestario y una política de tipos de interés aplicada por los bancos centrales nacionales.

3. Los efectos de la inflación en la economía española

Los efectos de la inflación en la economía española

Las consecuencias de la inflación son complejas e influyen tanto en la vida cotidiana como en el desarrollo de la economía de un país. La complejidad también aumenta por el efecto positivo o negativo de la inflación. La idea básica, apoyada por la mayoría de los economistas, es que la inflación mantenida bajo control, en torno al 2%, es beneficiosa para todos los participantes en la vida económica (productores y compradores). 

3.1. Efectos negativos de la inflación: caída del valor de las monedas, aumento del desempleo

El principal efecto de la inflación es reducir el valor de las monedas. En la práctica, esto se puede ver en la disminución de las cantidades de bienes y servicios que se pueden comprar con la misma cantidad de dinero en diferentes momentos. Como resultado de la inflación, la gente pierde el valor de su nivel de vida porque ya no puede permitirse comprar los mismos productos que en el pasado. 

Otros efectos negativos de la inflación son la pérdida de valor de los ahorros cuando los tipos de interés de los depósitos bancarios son inferiores a la tasa de inflación anual, y la redistribución de la riqueza, generalmente de las personas de clase baja y media a las de clase alta. La inflación también se manifiesta en forma de aumento del desempleo, ya que muchas empresas recortan o incluso cierran cuando el poder adquisitivo cae. Por lo tanto, el coste de la inflación recae en mayor medida sobre las rentas bajas y medias, que pueden ver modificado su estilo de vida cuando las subidas de precios superan el aumento de los ingresos salariales. 

Las personas preocupadas pueden tomar medidas para proteger sus finanzas. Por ejemplo, mantener los ahorros en cosas que no pierden su valor (por ejemplo, oro o arte), invertir el dinero en el mercado financiero en forma de divisas, acciones en la bolsa o bonos, invertir en el mercado inmobiliario, donde los precios tienden a seguir subiendo.

3.2. Efectos positivos de la inflación

Los efectos positivos de la subida de precios los sienten sobre todo los empresarios, que obtienen más por los mismos productos. Esto se debe principalmente al aumento de la demanda en una zona concreta. Pero el efecto positivo es doble, ya que la inflación provoca un aumento de los costes de producción y la necesidad de pagar salarios más altos.

Las empresas que exportan y cobran en una moneda extranjera estable también salen ganando. En la práctica, se ha observado que un aumento anual limitado también tiene efectos beneficiosos para la población trabajadora, ya que el avance de las ganancias salariales, los tipos de interés más bajos que permiten obtener préstamos ventajosos, como los préstamos personales, los préstamos sin documentos o los préstamos de emergencia, y el desarrollo general de la sociedad superan las pérdidas creadas por la inflación.

En conclusión, aprender sobre la inflación es necesario no sólo para los economistas y los funcionarios del gobierno, sino también para la gente de a pie, que necesita saber cómo puede emplear sus ahorros y aprovechar el aumento moderado de los precios obteniendo microcréditos u otros tipos de préstamos favorables.

 

Fuentes fotográficas: shutterstock.com, ro.pinterest.com

Mokani.es
Mokani.es
 
 
 
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es