La tasa de interés – un índice fundamental en las relaciones económicas y modernas

La tasa de interés – un índice fundamental en las relaciones económicas y modernas

El interés es un concepto económico bastante antiguo, practicado hasta desde los inicios de la aparición de los cambios de bienes. Como precio de un crédito concedido, el interés acompañó la historia de las relaciones comerciales entre la gente, instituciones o hasta estados. A lo largo del tiempo, el cobro del interés – como precio del dinero o de los bienes prestados – fue condenado por algunos filósofos y pensadores de la antigüedad (como por ejemplo es el caso del filósofo griego Aristóteles), y más tarde, por la autoridad de la Iglesia Católica, aunque esto no impidió la evolución del crédito y de los intereses correspondientes en las relaciones cada vez más sofisticadas.

Estrechamente relacionado con las operaciones de préstamo está el concepto la tasa de interés, sobre el que conocerás más en este artículo.

Índice 

1. La tasa de interés – que es y ¿cómo puede se puede explicar el concepto desde un punto de vista económico y social?

La cuota de interés – que es y ¿cómo puede se puede explicar el concepto desde un punto de vista económico y social?

La tasa de interés es un concepto económico y financiero que tiene implicaciones profundas tanto en la economía de los estados del mundo, así como en el día a día de los ciudadanos. Cualquier modificación, incrementación o disminución de las tasas de intereses tienen efectos sobre las decisiones que toma la gente y las instituciones con respecto a futuras decisiones.

Por lo tanto, la fluctuación de la tasa de interés determina diversas conductas, desde acceder a un crédito o depositar dinero extra en un depósito bancario hasta en la inversión en un negocio o en la adquisición de bienes. A nivel estatal, las tasas de los intereses son utilizadas como instrumentos para ajustar la inflación o estimular la economía por parte de los bancos centrales a través de la incrementación o disminución de las tasas dependiendo de las situaciones económicas y financieras en algún momento.

Primeramente, el interés fue considerado como precio del tiempo, y después precio del capital, y en los tiempos modernos un precio intertemporal – desde un punto de vista de la escuela económica austriaca. Los economistas teóricos miran la tasa del interés como una relación entre el valor que tiene el satisfacer una necesidad en el futuro inmediato y el valor que tiene el satisfacer la misma necesidad en un futuro más lejano. Por lo tanto, aunque de una manera más simplificada, la tasa de interés se define generalmente, como un precio necesario para satisfacer las necesidades, sin embargo, se trata también de un factor temporal, debido a que en relación al tiempo medido y percibido por la gente se puede tratar de acumulación de los intereses.

Sin embargo, generalmente la definición de la tasa de interés se basa en el principio en el que un prestamista alquila el capital (una determinada cantidad de dinero) que ya posee, a un deudor que utiliza ese capital que necesita, a cambio de un precio, es decir, a cambio de una una mayor cantidad de dinero que pagará en el futuro en una fecha determinada. De esta manera, la tasa de interés es identificada con el precio o costo que implica tomar un préstamo.

Además, el dinero distribuido en fondos de inversión o acciones es portador de intereses, aunque en estos casos existen riesgos asumidos por los inversionistas debido a que los intereses pueden fluctuar dependiendo del desempeño económico y financiero de las empresas cuyas acciones son objeto de inversiones.

La tasa de interés se expresa como un porcentaje del valor del capital prestado, porcentaje que se calcula durante el desarrollo de la relación contractual del crédito. En una definición más elaborada, la tasa de interés es una relación porcentual entre el valor del interés anual sobre el préstamo y el valor del préstamo.

Por lo tanto, la tasa de interés está influenciada por tres factores:

  • El valor del préstamo;
  • Duración del crédito en años;
  • Tipo de interés.

2. El interés anual y los otros varios tipos de tasas del interés

Actualmente existen varios tipos de tasa de interés según el ámbito en el que se apliquen. En primer lugar, existe una tal llamada tasa de interés que establece el banco central de un estado y es un estándar económico. La tasa de interés base o la tasa de referencia es, de hecho, el precio al que los bancos comerciales de un estado pueden pedir prestado o prestar al banco central.

Dependiendo de la tasa de interés de referencia, los bancos comerciales pueden establecer sus propias políticas crediticias y ofrecer sus propias tasas de interés a sus deudores o acreedores, por los préstamos concedidos o por los ahorros o depósitos captados.

Aparte de la tasa de interés de referencia, en el sistema económico actual existen una multitud de tipos de tasas de interés. Aquí están los más importantes:

  • La tasa de interés nominal o simple

Esta tasa de interés es la base de la mayoría de los instrumentos financieros de préstamo. La tasa de interés nominal o simple se refiere únicamente al valor del préstamo inicial al que no se le agrega ningún otro interés a lo largo del tiempo. Por lo tanto, si pides un préstamo de 1000 euros, el tipo de interés nominal está estrictamente relacionado con el valor de 1000 euros.

  • La tasa de interés compuesta o acumulada

A diferencia del tipo de interés nominal, el tipo de interés compuesto para un determinado período estándar de tiempo se calcula en relación con el valor que representa el capital inicial prestado al que se le suman los intereses del período estándar anterior. Por lo tanto, es un concepto que se conoce a través de la siguiente expresión “interés a interés”. De hecho, el interés compuesto significa la acumulación de capital, porque el interés no pagado en el período de tiempo establecido se suma al capital, lo que aumenta su valor. De esta forma, la tasa de interés se aplica al nuevo valor en la siguiente unidad de tiempo.

  • La tasa de interés bancaria fija

Los bancos o las sociedades de microcréditos pueden conceder préstamos a interés fijo. Esto significa que, durante todo el período contractual del préstamo, el interés o el precio del préstamo permanece igual, permaneciendo fijo el porcentaje de interés sin sufrir variaciones.

  • La tasa de interés bancaria variable

A diferencia del tipo de interés fijo, el tipo de interés variable que exigen los bancos para conceder un préstamo es fluctuante y puede aumentar o disminuir dependiendo de algunos indicadores del mercado financiero, especialmente el EURIBOR. La tasa EURIBOR (Euro Interbank Offered Rate) es un índice que refleja las tasas a las que los bancos de la zona del euro ofrecen depósitos de capital a otros bancos del mismo rango. El índice EURIBOR se forma por medio de la estimación, mediante una encuesta entre los bancos participantes, que deberán aportar sus propias estimaciones del precio de la financiación interbancaria a nivel europeo, en el espacio económico de la moneda EURO.

El EURIBOR tiene así un impacto significativo en los tipos de interés variables practicados en los países con la moneda EURO y es un índice que se emite diariamente a intervalos de 3 meses, 6 meses o un año. Por supuesto, el aumento del índice EURIBOR se traduce en un aumento del tipo de interés de los préstamos concedidos por los bancos, y la disminución de este índice se traduce también en una disminución del tipo de interés variable.

  • La tasa de interés efectiva anual

La tasa de interés efectiva anual (TAE) es el precio de un préstamo que incluye las tasas de interés, las tasas anuales o mensuales, las distintas comisiones (de administración, tramitación, etc.), el precio del seguro, etc. La TAE incluye tasas de interés fijas y tasas de interés variables. TAE es una forma útil de hacer comparaciones entre las diversas ofertas de préstamos de las instituciones financieras.

  • La tasa real de interés

Acreedores y deudores deben tener en cuenta, al ofrecer o acceder a un préstamo, otro indicador que puede afectar el valor real de la ganancia o las cantidades a reembolsar, como precio del préstamo: la tasa de inflación. La inflación es un fenómeno que se traduce en una disminución del valor de la oferta monetaria, un aumento de los precios y una disminución del poder adquisitivo. De esta forma, para conocer la tasa de interés real de un préstamo, se debe deducir la tasa de inflación de la tasa de interés nominal.

  • La tasa neta de interés

Dependiendo de los impuestos percibidos sobre las ganancias financieras, los intereses se cobran en un porcentaje determinado. Para saber cuánto dinero le queda al prestamista que otorgó el préstamo, se calcula la tasa de interés neta que es la diferencia entre la tasa de interés nominal y el impuesto.

  • La tasa activa y pasiva de los intereses

En términos bancarios, la tasa de interés activa es un indicador que designa la tasa relativa a los préstamos otorgados. Por el contrario, la tasa de interés pasiva es la tasa media de los préstamos a los que se accede y por los que se adeudan los intereses.

Todos estos tipos de tasas de interés son diferentes según los mercados financieros donde se aplican (mercado interbancario - de relaciones crediticias entre instituciones financieras, mercado de crédito, bolsas de valores, fondos de inversión, mercado de valores gubernamentales, etc.).

3. La fórmula de la tasa de interés o cómo calcular la tasa de interés simple o compuesta de un préstamo

La fórmula de la cuota de interés o cómo calcular la cuota de interés simple o compuesta de un préstamo

El método de cálculo de la tasa de interés depende de su tipo, y las fórmulas de cálculo se adaptan para este propósito.

Por lo tanto, la fórmula del tipo de interés nominal simple se calcula según la fórmula:

El interés simple = el monto del préstamo x tasa de interés anual x el número de años

Para ejemplificar, se puede suponer que tomaste un préstamo de 1000 euros con un interés del 5% al año y el plazo máximo de reembolso es de 3 años desde la fecha de la firma del contrato.

De esta forma,

El interés simple = 1000 x 5% x 3 = 150 euros, y por lo tanto tendrás que reembolsar al final de los 3 años la cantidad de 1000 euros que es el capital prestado más 150 euros el valor del interés simple, por lo que el total es de 1150 euros.

El mismo cálculo se puede hacer si tienes previsto ahorrar una cantidad de 1000 euros con una tasa de interés del 5% durante un plazo de 3 años, en cuyo caso recibirás al final del plazo la cantidad total de 1150 euros.

En el caso del interés compuesto, la fórmula de cálculo es un poco más complicada porque también se tendrán en cuenta los intereses acumulados anual o mensualmente, según la unidad de tiempo que se tenga en cuenta. La fórmula de la tasa de interés compuesta es:

Interés compuesto = [valor del crédito x (1 + tasa de interés / 100) número de años] - valor del crédito

Cabe mencionar que el principio del interés compuesto apareció por primera vez en las relaciones entre los banqueros italianos del siglo XVII, y la ventaja de esta tasa de interés hace que la cantidad invertida aumente más que en el caso de aplicar una tasa de interés simple debido a que la tasa de interés compuesta se aplica no solo al monto principal del préstamo sino también al monto obtenido al sumarlo junto con la tasa de interés anual.

Por lo tanto, el interés compuesto de un préstamo de 1000 euros con una tasa de interés del 5% a un plazo de 3 años será:

Dc = [1000 x (1 + 5/100) 3] - 1000 = 157,62 euros, siendo esta la cantidad superior con 7.62 euros, que en el caso del interés nominal simple.

Ambas fórmulas se pueden calcular no solo en el caso de un préstamo, sino también en el caso de querer conocer el interés en el escenario de constituir una cuenta de ahorro o depósito bancario o una participación en fondos de inversión con interés capitalizado.

Por lo tanto, estos son algunos datos sobre la tasa de interés que te ayudarán a conocer con más detalle los mecanismos financieros detrás del funcionamiento de la gran parte de la economía capitalista en general y la relación con los bancos y las sociedades de microcréditos en particular.


Fuente de la foto: Pixabay.com

Mokani.es
Mokani.es
 
 
 
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es
212.146.122.38 - 3.93.74.25