¿Qué son los fondos de inversión? - Notas importantes y consejos útiles para estar mejor protegido

¿Qué son los fondos de inversión? - Notas importantes y consejos útiles para estar mejor protegido

Muchas personas que quieren invertir o ahorrar pueden aprovechar ciertas oportunidades que surgen en la bolsa o en el mercado de divisas, pero pocas tienen los conocimientos necesarios para hacerlo por su cuenta. Algunos están muy preocupados por el dinero que tendrán en la jubilación o porque sus hijos lleguen a la edad universitaria, pero no pueden permitirse enviarlos a las mejores universidades del país o del extranjero, pero no tienen el valor de pagar mes a mes un seguro que les dé lo que quieren. Una solución óptima para ello es el fondo de inversión, conocido como fondo de inversión o sistema de inversión colectiva.

En el siguiente artículo descubrirá información general sobre qué es un fondo de inversión y cómo funciona, cuáles son sus ventajas y desventajas, cuántos tipos de fondos de inversión hay y cómo elegir uno.

Índice:

1. Fondo de inversión - Información general

Fondo de inversión - Información general

Los que quieren invertir pero no tienen suficiente tiempo para aprender a construir una cartera estructurada y diversificada pueden considerar los fondos de inversión o los fondos mutuos.

1.1. ¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo mutuo, también llamado fondo de inversión, es una forma de que varias personas pongan en común su dinero para invertirlo conjuntamente. Los beneficios o las pérdidas se reparten en función del número de participaciones del fondo que posea cada persona (el equivalente a las acciones de una empresa, pero a diferencia de las acciones, las participaciones del fondo se emiten siempre y pueden comprarse o venderse en cualquier momento).

El fondo de inversión representa el patrimonio acumulado de estos inversores, cuyas cantidades acumuladas se utilizan para comprar instrumentos financieros, siendo cada inversor libre de vender cuando lo desee. Está dirigido tanto a personas físicas como jurídicas, y pueden acceder a él residentes y no residentes que hayan cumplido los 18 años.

Sin embargo, las inversiones en los fondos no están garantizadas al 100%, y nadie puede prometer que la inversión será rentable, incluso cuando existe un rendimiento real en el pasado. La inversión será gestionada por una empresa específica y tendrá costes.

1.2. ¿Cómo funciona el fondo de inversión?

Gestionar un fondo de inversión no es muy complicado. El inversor compra participaciones en el fondo y tiene derecho a una parte de los beneficios generados por el fondo o a la responsabilidad por las pérdidas. Las sumas recaudadas por el fondo de los inversores son invertidas por la EFS/AFIA (gestiona organismos de inversión colectiva y realiza inversiones colectivas) en instrumentos financieros y activos y se confían para su custodia a un depositario. Constituye el patrimonio total del fondo, del que se deducen los gastos corrientes de funcionamiento del fondo y se calcula y publica periódicamente el valor de una participación del fondo. Los inversores pueden reembolsar las participaciones del fondo, es decir, recibir una suma de dinero a cambio de los títulos.

1.3. Ventajas e inconvenientes de los fondos de inversión

Los fondos de inversión son ventajosos. Prácticamente cualquier persona puede invertir de este modo, independientemente de su experiencia, ya que el dinero es gestionado por personas experimentadas que saben cómo analizarlo para generar rendimientos. Otra ventaja está relacionada con la diversificación de la cartera, ya que de este modo los riesgos son menores. Puede empezar invirtiendo una pequeña cantidad, siendo el mínimo la compra de al menos una unidad del fondo. El dinero se puede retirar en cualquier momento, la inversión se puede hacer en línea y el inversor goza de total transparencia.

También hay algunas desventajas, que vale la pena mencionar para una correcta información. Entre ellos están los honorarios, las comisiones, los gastos de administración que habrá que pagar, independientemente de que el resultado sea positivo o negativo, la obligación de pagar impuestos (impuesto sobre los beneficios), aunque no haya control del inversor sobre la inversión, y el riesgo de una gestión de mala calidad.

2. Tipos de fondos de inversión

Existen varios tipos de fondos de inversión en el mercado. En función de la negociación de las participaciones del fondo, existen fondos de inversión abiertos y cerrados. En función de las inversiones realizadas, existen fondos de inversion renta variable, fondos de inversion renta fija, del mercado monetario y mixtos. También se pueden mencionar los fondos de inversión inmobiliaria, fondos de inversion a largo plazo, fondos de inversion a corto plazo y las criptodivisas.

2.1. Fondos de inversión abiertos

Los fondos de inversión abiertos (FDI) también se denominan Organismos de Inversión Colectiva en Valores Mobiliarios. Su objetivo es emitir y reembolsar participaciones del fondo de forma continua. Mientras el fondo esté activo, los posibles inversores pueden invertir o reembolsar participaciones del fondo en cualquier momento (su valor se determina diariamente). La vida de este tipo de fondo de inversión es indefinida, lo que le permite atraer a un gran número de inversores.

Los fondos de inversión abiertos funcionan de la siguiente manera: los inversores reúnen su dinero y el gestor del fondo lo invierte en instrumentos financieros (bonos, acciones). Las condiciones esenciales para invertir en un fondo de este tipo son:

  • El patrimonio neto del fondo (la suma del valor de las inversiones menos los gastos corrientes del fondo);
  • Unidad de fondo/unit trust (la participación de un inversor en el fondo);
  • VUAN (el precio de una unidad del fondo);
  • Confirmación de la operación (documento que envía la empresa cuando el inversor compra o reembolsa participaciones del fondo);
  • Distribuidor (red bancaria que intermedia en la compra o reembolso de participaciones del fondo);
  • ASF (Autoridad de Supervisión Financiera).

Los beneficios que se obtienen de los fondos de inversión abiertos son una mayor rentabilidad en comparación con otros instrumentos financieros, un fácil acceso a los mercados financieros y de capitales, con un mínimo esfuerzo de análisis de la información por su parte, un importe mínimo de entrada, inversiones diversificadas, una gestión profesional del dinero, menores costes de negociación, más liquidez, transparencia.

2.2. Fondos de inversión cerrados

Los fondos de inversión cerrados (FIA) también se denominan fondos de inversión alternativos o fondos cerrados en la jerga internacional. Permiten la compra o el reembolso de participaciones del fondo con cierta periodicidad, determinada con precisión por los documentos operativos. Se determina su duración y luego se liquida el fondo. El valor se distribuye a los titulares de las participaciones en proporción a su inversión.

Estos fondos captan dinero de los inversores de forma pública o privada, y son gestionados por personas jurídicas autorizadas por la ASF para desarrollar su actividad y cuyo objeto es la gestión de carteras de inversión y riesgos. La obligación legal es que los fondos cerrados deben mantener sus activos en una cuenta de depósito (como los fondos abiertos).

2.3. Otros tipos de fondos de inversión

Hay otros tipos de fondos de inversión en el mercado que vale la pena mencionar:

  • Fondos monetarios, con inversiones principalmente en el mercado monetario (divididos en fondos monetarios a corto plazo y fondos monetarios estándar);
  • Fondos de bonos, con inversiones principalmente en instrumentos de renta fija;
  • Fondos diversificados, con inversiones mixtas en el mercado monetario;
  • Fondos de renta variable, con inversiones principalmente en mercados de renta variable locales e internacionales.

Los fondos del mercado monetario son los fondos de inversión seguros, ya que los gestores invierten más del 90% en depósitos bancarios y títulos públicos. De hecho, los riesgos son muy bajos, pero no están totalmente excluidos. Los resultados, sin embargo, no son sensacionales, porque los beneficios generados son bajos. Existen algunos riesgos: no hay garantía de rendimientos positivos, las entidades bancarias podrían quebrar, los depósitos no están garantizados por el Fondo de Garantía.

Los fondos mixtos o diversificados son muy populares, ya que el grado de riesgo viene determinado por la proporción de instrumentos financieros arriesgados y seguros. Cuanto mayor sea la proporción de inversiones, mayor será el riesgo asumido. Puede elegir entre diferentes tipos de paquetes: defensivos, equilibrados, dinámicos y flexibles.

Los fondos de renta variable colocan más del 85% de sus activos gestionados en acciones cotizadas. El inversor se convierte así automáticamente en accionista. Si la empresa es rentable, el inversor obtendrá beneficios, pero si tiene pérdidas, existe el riesgo de que el inversor pierda incluso la totalidad de la cantidad invertida. Este tipo de inversiones son muy rentables, pero las posibilidades de perderlo todo también son considerables lo mismo ocurre con los fondos de inversion en España.

Los fondos de bonos colocan el dinero en bonos (valores similares a préstamos), que son emitidos por empresas, municipios, etc., que están obligados a devolver a los inversores las cantidades prestadas más un tipo de interés anual. Los bonos son más estables y tienen un riesgo menor. Hay una situación en la que pueden producirse pérdidas, como cuando cambian los tipos de interés.

3. Elegir un fondo de inversión

Los fondos de inversión se diferencian entre sí según su política de inversión individual. Los activos del fondo pueden invertirse en diversos instrumentos financieros, con mayor o menor grado de riesgo.

3.1. Elegir un fondo de inversión

Elegir un fondo de inversión significa identificar el equilibrio adecuado entre los riesgos y los beneficios potenciales. El inversor debe tener claros los límites de los riesgos que quiere asumir. En función de ello, tomará la decisión adecuada a sus necesidades. Los fondos que ofrecen una alta tasa de rendimiento suelen implicar riesgos más elevados de los que el inversor puede querer asumir. La participación en un fondo debe ser confirmada por un certificado.

3.2. Compra/reembolso de fondos de inversión

Los valores de un fondo pueden comprarse o reembolsarse en las oficinas de la EFS o de sus distribuidores autorizados. Basta con rellenar un formulario de solicitud y presentar la documentación necesaria. La EFS también puede ofrecer las participaciones del fondo para su venta y reembolso a través de los bancos comerciales, que actúan como distribuidores, y a través de las casas de corretaje asociadas. Quienes lo deseen también pueden comprar por Internet, de acuerdo con las disposiciones legales.

Los especialistas señalan que, a la hora de comprar y reembolsar, hay que tener en cuenta que el valor de la participación del fondo no se conoce el día de la solicitud, sino al día siguiente, después de que el dinero haya llegado a la cuenta del fondo. Esto se hace para garantizar la igualdad de trato a los inversores.

3.3. Cómo invertir en un fondo de inversión

Cuando se quiere invertir, no se acude directamente al fondo, sino a la sociedad gestora de inversiones o a otros intermediarios que distribuyen las participaciones del fondo. Puede elegir el fondo de inversión que más se acerque a sus intereses, teniendo en cuenta la cantidad de la que dispone y el grado de riesgo que está dispuesto a asumir. En este último caso, puede decirse que el riesgo es un factor subjetivo, porque lo que puede ser arriesgado para una persona puede ser aceptable para otra. Para invertir en fondos de inversion mas rentables hay que tener en cuenta los siguientes pasos:

  • Investigar cuidadosamente el mercado;
  • Se solicita información sobre los fondos de inversión gestionados por la EFS/AFIA;
  • Rellenar el formulario de solicitud;
  • Comprobar la confirmación de la emisión de las acciones emitidas por la EFS;
  • El rendimiento del fondo de inversión se comprueba constantemente;
  • Elegir el momento óptimo para el reembolso de las participaciones del fondo.

Las inversiones no están garantizadas de ninguna manera, ni por el Estado ni por otras instituciones, organizaciones o empresas y están sujetas a impuestos, como cualquier otra renta procedente del territorio de los países de la Unión Europea (ya sea Rumanía, España, Italia, Francia, Bulgaria, etc.). Las sociedades gestoras de inversiones están obligadas a elaborar informes anuales y semestrales detallados sobre la actividad desarrollada con los fondos de inversión gestionados, para que los inversores tengan acceso permanente a una información correcta y real.

En conclusión, para estar siempre protegido es importante tener un conocimiento sólido sobre los fondos de inversión, saber qué son y cómo funcionan, para hacer la mejor elección.


Fuentes fotográficas:

ro.pinterest.com

Mokani.es
Mokani.es
 
 
 
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es
Mokani.es